martes, 20 de junio de 2017

Sobre mi: La universidad

Hola queridos visitantes, bienvenidos un día más a El Mundo de Naya

Hoy os traigo una entrada un poco diferente, ya sabéis que me gusta traeros los martes entradas un poco random, que si un tag, que si mi opinión sobre una serie (Ahora mismo estoy que no quepo en mi e la impaciencia por descubrir el final de Pequeñas Mentirosas), alguna reflexión... Creo que es bueno porque es otra forma de daros contenido, no solo literario, de que me conozcáis mejor y sepáis que opino sobre ciertas cosas, que otros gustos tengo... 

En este caso os voy a hablar de mi experiencia universitaria, aunque la reflexión que esconde esta entrada puede aplicarse a cualquier aspecto de la vida, no solo la universidad. ¿Por qué hago esta entrada? Por varias razones: la primera es que ya que estáis al otro lado de la pantalla cada semana leyendo mis opiniones, mis gustos, mis críticas... creo que os merecéis también saber quien os escribe desde el otro lado de la pantalla; la segunda es que quizás mi experiencia os pueda ayudar a algunos, no solo en el ámbito universitario sino en cualquier sector en el que tengáis que tomar una decisión similar a la que yo tuve que elegir en relación con esta.

Así que sin más os dejo aquí mi experiencia, y espero que os guste leerla, conocerme un poquito mejor, y que incluso os ayude a vosotros.

¿Por donde empezar? Comencemos hablando del pasado, de la Nayade que se encontraba sentada en un pupitre en su instituto. Desde bastante pequeña, unos 10 años, he tenido claro que quería estudiar Matemáticas exactas, si, lo que leéis, muchos pensaréis que estaba pirada, otros, los que me conozcan, se reirán ante esta declaración, pero así es, esa pequeña cerebrito a la que le encantan los números siempre quiso hacer esa carrera... ¿por qué estudio entonces Comunicación Audiovisual si no tiene nada que ver? Pues eso es lo que os quiero contar.

Durante años pensé que mi mundo estaba al lado de las cifras, realmente me gustan y eso no ha cambiado, y dudo que cambie jamás, pero durante mis últimos años de instituto (desde 3º de la ESO) el mundo se empeñó en decirme que no iba a ser feliz dedicándome exclusivamente a los números, que yo era una persona demasiado creativa para pasarme el resto de mi vida entre reglas matemáticas, que necesitaba algo que liberara toda esa ensoñación interior que llevaba dentro.

¿Que hice yo? No escucharles jajajaja Por una larga historia, y un profesor con bastante mala ostia acabé yendo a Septiembre en segundo de bachiller, lo cual es una gran desgracia en cualquier parte del mundo, pero si encima vives en Madrid con las notas de corte TAN altas... estás perdido. Y así fue, en Septiembre, aquel año (y es raro porque no se de otro año en el que haya pasado), matemáticas tuvo una nota de corte altísima, por lo que no pude entrar en la deseada carrera, ¿lo tomé como una señal? no, decidí que como no me iba a tirar un año sin hacer nada entraría en algo en lo que se usaran mucho las matemáticas y que no me desagradara (no sabía hasta que punto acabaría odiándolo), y así fue como entré a estudiar Ingeniería de Computadores en la Universidad de Alcalá de Henares.

Mi universidad estaba a dos horas de mi casa, por lo que cada mañana me despertaba a las 5 de la mañana para estar allí a las 8, y llegaba a casa a las 2 de la tarde el día que mejor me salía el horario, esto ya era bastante depresivo, pero encima entré tarde en la carrera (por hacer selectividad en Septiembre) por lo que iba un paso por detrás de muchos compañeros. Esto no me facilitó las cosas, y encima pronto me dí cuenta de que aquello no era lo mío, aunque tengo la espinita clavada y me he prometido a mi misma mejorar mi nivel de programación, pero sin que esa sea mi profesión.

¿Que sucedió entonces? Pues que tras acabar primero bastante decepcionada (aunque descubrí que me encanta la animación y el diseño de videojuegos me fascina, aunque esto último ya lo sabía) decidí que quizás segundo fuera mejor así que continué la carrera, y ya os lo adelanto, no lo fue.

Tras un frustrante segundo año de carrera, lleno de depresión y de autodañarme obligándome a hacer algo a ,lo que cada vez le cogía más y más odio llegué a la conclusión de que no podía seguir así, de que no quería dedicarme toda la vida a algo que me amargaba, y que tenía que acabarse ese sufrimiento diario. Así que gracias al dolor, y a la ayuda de algunas personas que me animaron (o empujaron más bien) a dar el paso, decidí que iba a cambiar de carrera.

Al principio no sabía muy bien que estudiar, solo que quería alejarme de lo que estaba haciendo, por lo que abrí las páginas web de todas las universidades públicas de España, si si estaba dispuesta incluso a irme a estudiar fuera si era necesario, para ver que opciones tenía. Os preguntaréis por qué no se me ocurrió meterme en matemáticas al cambiar, pues sencillo, la ingeniería me ayudó a ver que por mucho que me gusten los números yo necesitaba algo más creativo, algo donde poder plasmar mi mundo interior. 

Tras mucho pensar me decidí por 4 carreras en el siguiente orden: 
  • Comunicación audiovisual: por mi amor hacia la fotografía y mi pasión por los videoclips, aunque también porque la ficción me encanta.
  • Bellas Artes: Porque me encanta crear en todas las artes plásticas que se os ocurran.
  • Periodismo: Por mi amor hacia la escritura, aunque no me convencía del todo porque lo mío al narrar es la ficción y no la realidad.
  • Publicidad; Por las salidas que tiene sin dejar de ser una carrera bastante creativa.
Aquí vino el problema que casi me echa para atrás y es que yo había sido de ciencias siempre, por lo que mi fase específica no me ponderaba para estas carreras, me quedaba un mes para la siguiente selectividad así que decidí buscar que asignaturas ponderaban más, pedir apuntes a gente que estuviera en segundo de bachiller, y prepararme sola tres asignaturas para repetir esta fase de la prueba de acceso a la universidad. Durante un mes estuve encerrada en casa estudiando Economía, Literatura Universal e Historia del arte por mi cuenta. Os aseguro que no fue fácil, es más, ahora que me giro y miro con las perspectiva de tres años aquel momento pienso en lo valiente que fui al decidir que haría lo que fuese necesario, por vértigo que diera, para conseguir mejorar en calidad de vida.

La selectividad fue bien, muy bien para lo acojonada que iba jajaja saqué un 9,5 en economía, un 9,75 en literatura universal y la nota de historia del arte nunca la recuerdo, fue mucho más baja, cercana al cinco, pero daba igual puesto que solo cuentan las dos con más nota. Así que con un colchón increíble de nota eché la solicitud y entré en la segunda opción que puse, Comunicación audiovisual en la universidad Rey Juan Carlos, porque la universidad Carlos III que era mi primera opción tenía una nota exageradamente alta.

Actualmente llevo 3 años, acabo de terminar tercero, y de verdad que no hay una decisión de la que me alegre más que de haber dicho "se acabó" aquel año, haberme demostrado que si quiero me puedo enfrentar a cualquier cosa, y haber cambiado mi vida tan de golpe. Ahora mis notas son bastante buenas, hago cosas que me gustan (también que no pero son muchas menos), y aprendo y disfruto de lo que estoy estudiando.

¿A dónde quiero llegar con esto? Pues muy fácil, por un lado quiero deciros que nunca estudiéis algo por las salidas que tiene, porque es lo que esperan de vosotros, o porque penséis que os dará mayores ingresos en el futuro, hacedlo porque es lo que os gusta porque la satisfacción será mayor al hacerlo; por otro lado quiero deciros que si os equivocáis, en lo que sea no solo a la hora de elegir una carrera, no os preocupéis por miedo que de el cambio es mejor realizarlo, no penséis en el tiempo perdido porque vivir algo jamás será perder el tiempo, girar en el sendero de la vida y tomar el camino que deseéis; y por último quiero que sepáis que podéis conseguir lo que os propongáis, os costará más o menos pero podéis, cuando decidí cambiar de carrera y para ello prepararme esas tres asignaturas que jamás había dado por mi cuenta mucha gente dijo que estaba loca, que sería incapaz de aprenderme los contenidos en un mes sin un profesor que me los explicara, y muchas más sandeces... No escuché, me tiré casi 24 horas durante un mes esforzándome, sudando la gota gorda, y os aseguro que hubo momentos en que yo misma pensé que no podría, lágrimas, estrés... pero no me rendí, la gente que me quería y estaba a mi lado no me permitió dejarlo, y aquí quiero hacer especial mención a mi madre porque aunque mis amigas me apoyaron muchísimo mi madre aceptó mi decisión y me apoyó de una manera incondicional, y sé que en muchas ocasiones la opinión de nuestros padres sobre nuestra decisión nos echa para atrás, por eso gracias mama por aceptar mi elección y darme fuerzas cuando las mías decaían.

Sin duda fue duro, pero hoy soy feliz, hoy estudio lo que quiero, aprendo cosas que me parecen realmente interesantes, que me gustan, y he descubierto mil formas nuevas de sacar lo que llevo dentro, de hacer que la gente disfrute con ello incluso, ese era mi destino y me alegra que, aunque haya tardado en darme cuenta, lo haya logrado descubrir.

Hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado, espero que la disfrutéis tanto como el otro tipo de entradas que suelo hacer y que sea de vuestro agrado. Me encantaría saber si habéis tenido que enfrentaros alguna vez a una situación así, incluso si estáis ahora decidiendo que queréis estudiar... me encantaría hasta aconsejaros desde mi humilde opinión, intentar ayudaros con lo que sea.

Muchas gracias por vuestros comentarios en cada entrada, por leerme y apoyarme, y gracias a todos los que en su día le dieron, y siguen dándole, al botón de seguir, ya hemos superado la cantidad de 400 visitantes que se han unido y que forman parte de este mundo, GRACIAS.


Para ir acabando, como siempre, os recuerdo que podéis seguirme en redes sociales TwitterInstagram personalInstagram Profesional y Flickr; o escribirme a nayade.garcia.mena@gmail.com

Hasta la próxima visitantes, os espero aquí, en el Mundo de Naya.



55 comentarios:

  1. Yo por suerte después de terminar la secundaria elegí seguir la carrera de Profesorado de Artes visuales (cuando te recibís/gradúas das clases en primaria o secundaria) y fue lo que yo esperaba, así que no me tuve que cambiar de carrera. Hace ya dos años que estoy recibida y espero estar dando clases pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro mucho de que eligieras bien!
      Ojalá pronto estés enseñando a otros ^^

      Eliminar
  2. ¡Hola! Yo vi Pequeñas mentirosas y te aseguro que el final sorprende.
    No te puedes imaginar cómo entiendo lo que dices. Yo tuve claro toda mi vida qué quería estudiar, lo hice y vi que no era para nada lo mío, que no me sentía cómoda ni desarrollada así que, cuando terminé, decidí hacer lo que de verdad me gustaba y no puedo estar más contenta. ¿Podré dedicarme algún día a ello? No lo sé, pero al menos me siento satisfecha con lo que he estudiado. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo leer que te identificaste con lo que conté, es realmente una alegría ^^
      Espero que te puedas dedicar a lo que te gusta de verdad pronto
      ¡un beso!

      Eliminar
  3. Hola! Que buenas entrada nos traes hoy, creo que para todas esas personas que tienen dudas de que estudios elegir les va a venir genial leerte. En mi caso fue al revés, no quería ver los números en pintura y quería estudiar algo relacionado con periodismo pero no pudo ser y por no perder ese año, me fui hacia lo que era Empresariales y no me arrepiento porque gracias a ello ahora tengo un trabajo que adoro, con números sí, pero que se le va a hacer, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho que encontraras tu sitio!
      un abrazo ^^

      Eliminar
  4. ¡Hola! Menuda campeona y muy valiente desde luego. Yo tuve bastante claro que quería hacer biología y Tecnología de los alimentos después (por ser antes un segundo ciclo) y las dos me han encantado aunque no niego que también me hubiera gustado «probar» otros caminos. Curiosidad, tal vez :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias!
      Me alegra que fuera bien ^^

      Eliminar
  5. Hola Naya!!
    Eres una de las chicas más valientes que he tenido el gusto de conocer. No cualquiera hubiese tomado la decisión de abandonar la carrera y ponerse a estudiar por su propia cuenta unas asignaturas que no son fáciles, pero tú lo hiciste y elegiste algo que te está gustando. Vale que no era tu primera elección, pero creo que eso ya no importa, hay que ver la valentía que le echaste, eso es lo más importante!!
    Ojalá que mucha gente te lea y vea lo que tú has pasado ;)
    Besos guapa :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchisimas gracias por verme así!
      Un abrazo grande ^^

      Eliminar
  6. ¡Hola Naya!
    Felicidades por los +400 seguidores :)
    Admiro tu fortaleza, es difícil a veces hacer lo que uno quiere además de que todos siempre opinan como si fuese su vida...
    Me alegro muchísimo que hayas tomado la decisión de dejar una carrera que no era para vos y seguir tus instintos. ¡Y qué bueno que ahora si te guste lo que haces!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Naya, has sido muy valiente, y que a pesar de que es difícil lo que has hecho me alegro porque así has hecho lo que tú querias.
    BRAVO
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Holaa, gracias por contar tu experienciencia. Yo tengo una más o menos así, tampoco tenía una elección definida hacia el final de la preparatoria pero mi mamá me estuvo insistiendo por Ingeniería química en la universidad que me queda a diez minutos. Estuve ahí por un año, ya estaba comenzando el tercer semestre pero sentía el peso del mundo encima, no sabía que hacer, no me sentía a gusto, reprobaba, quería quedarme en casa y llorar. Al final mis papás se enteraron de que no estaba yendo, para no hacer el cuento largo, me sacaron de la escuela, a los tres días ya estaba en otra universidad estudiando lo que realmente quería, Psicología. Dos años después no puedo estar más satisfecha de la decisión que tomé o el rumbo de mi vida, no cambio la experiencia que gané por todo esto.
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra muchísimo que encontraras tu camino!
      Un abrazo ^^

      Eliminar
  9. Holaaaa
    La verdad es que acabo de llegar a tu blog, soy nueva.
    La entrada me ha gustado un montón. Yo soy una pequeña, supongo. Apenas voy a cursar mi segundo año de preparatoria. Y tengo muchisimo miedo ya que dia con dia se me acaba el tiempo de elegir quien quiero ser en un futuro.
    Espero que lo que elija sea lo que quiero, ya que tu experiencia me sirve a mi, voy a intentar escuchar a mi cabeza y a mi corazón y no solo a mis padres y a mi familia. Gracias por la entrada. Y me alegra mucho que ahora estes muy cómoda con tu decisión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De primeras ya te sigo en el blog
      De segundas mucha suerte con lo que te viene por delante, pero seguro que va a ir bien, estoy segura de que elegirás un buen camino y si por lo que sea te equivocas como yo, no dudes en probar otro
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. ¡Hola!

    skaldkjslad. Yo también estoy impaciente por saber como es que termina todo para las pequeñas mentirosas. Y ahora lo demás, muchas gracias por compartir tu experencia... La verdad es que yo no fui tan fuerte, mi carrera me decepcionó un poco justo cuando estaba por el tercer año y decidí que lo mejor era terminarla. Y bueno, ya hace un año que la terminé y ahora pensando en que quizá es hora de estudiar algo nuevo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja
      Ya nos queda nada para saberlo
      ¡Pues ánimo y a por nuevos retos!
      Seguro que lo que elijas te gusta ^^

      Eliminar
  11. ¡Hola! Gracias por compartir tu experiencia :) Yo cuando terminé bachiller no quería ir a la universidad, así que me metí en un grado superior de educación infantil y fueron dos años geniales. Además, después pude trabajar un tiempo en un colegio y fue genial. Después estuve estudiando idiomas y justo este año he conseguido el título que quería. Pues bien, este nuevo año no sé qué voy a hacer... Sé que voy a buscar trabajo donde sea, pero la cosa está mal así que ya veremos como me va. Y si veo que no encuentro nada, seguramente me meta a la universidad el año que viene. Aunque me da un poco de miedo, pero bueno xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mucho ánimo y suerte!
      Y pase lo que pase seguro que va bien ^^
      Un besazo!

      Eliminar
  12. ¡Hola!

    Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros. Yo mañana recibo las notas de las Pruebas de acceso y estoy bastante nerviosa, espero poder conseguir la carrera que quiero y no tenerme que meter en otra que me guste menos... Y recuerda, todo se puede conseguir cuando quieras y como quieras, solo empéñate en ello y pon esfuerzo!

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  13. Hola!!
    Ole tu!!!
    Pues hiciste bien, porque si algo no es lo tuyo es mejor dejarlo y empezar de nuevo, yo seguramente me hubiera quedado por el camino, por pereza :).
    Me alegro que lo que este haciendo ahora verdaderamente te guste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Ay las notas, qué sufrimiento por Dios!!!!! Y muy de acuerdo contigo en que se puede conseguir lo que uno se proponga!!! Así que muy buen post al que he llegado a él de casualidad, pero que me quedo por aquí. Saludos desde locura de lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me paso ya mismo a seguirte, y gracias por tus palabras ^^
      Un beso!

      Eliminar
  15. ¡Que entrada tan bonita! Y en parte me identifico con tu historia porque yo acabé bachillerato sin tener ni idea de lo que quería estudiar, o dicho de otro modo, sin saber a qué quería dedicarme. Y eso es horrible. Porque vas dando palos de ciego, eliges carreras o estudios por las salidas que tienen en lugar de buscar algo adecuado para ti y con lo que te sientas productivo.. a mi me costó un montón encontrar ese algo que hiciera "clic" y me apasionara, tanto que a punto estuve de tirar la toalla. Pero pensé que si debía arriesgarme era ahora, estudiar lo que verdaderamente me gusta y ya se verá en el futuro dónde acabo o en qué termino trabajando. Por lo menos intentar lo que realmente me hace feliz y... sí, benditas madres jajajaja ayuda y mucho que te apoyen en un momento así :)
    Me alegro un montón por ti.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es!
      Lo importante es escuchar al corazón y seguirle, y si nos equivocamos no pasa nada, damos media vuelta y a continuar ^^
      ¡un abrazo!

      Eliminar
  16. ¡Hola! Gracias por esta entrada. Estoy en mi último año de secundaria y tengo que decidir que seguir. Nunca estuve muy segura pero creo que me decidí por literatura. Me da muchísimo miedo porque tengo que irme sola a otra ciudad, espero que me termine gustando tanto como a vos. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Va a ir bien ya veras!
      Mucha suerte con tu futuro

      Eliminar
  17. Hola Naya. Yo también entré de las últimas este año (estoy haciendo ADE en la UCLM), y a verdad es que a mí también me gustan mucho las mates, pero mi verdadera vocación es la economía y el arte. En mi carrera también tengo mates, y yo iba asustadísima porque iba un poco atrasada a los compañeros que entraron en septiembre. Yo entre en octubre con dos temas ya dados, temas que no habia dado en mi vida, por lo que verás la frustración fue enorme...
    No sé si habré elegido bien. Me gusta el mundo de las empresas, todo lo que se cuece en ellas por dentro y realmente espero no arrepentirme nunca de mi decisión. Quiero ser profesora de economía. Y publicar un libro jaja Espero que pronto.

    Y espero que tú también alcances tus sueños. Ha sido muy enriquecedor leer sobre tu experiencia.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naya! (se me hace super raro llamar a otra persona naya jajaja)
      Entiendo tu experiencia porque la viví, pero seguro que como a ti te gusta lo que estudias lo disfrutarás mucho ^^
      ¡Serás una gran profesora ya lo verás!
      Un abrazo y a por todo lo que te propongas!
      Gracias por tus palabras ^^

      Eliminar
  18. Y alcanzarás todo lo que te propongas Naya, ya verás como sí. A mi hija le ocurrió algo muy parecido a tí. Hay que hacer un esfuerzo gigantesco para estudiar y no es fácil si además haces algo que no te convence. Personalmente no te conozco, solo a través de este blog, pero me da que eres una mujer decidida y capaz de cumplir cualquier sueño.
    Un beso preciosa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tus palabras guapa!
      Un abrazo enorme ^^

      Eliminar
  19. ¡Hola!
    ¡Qué historia más emocionante! Yo no me hubiera atrevido a aprenderme todos esos conceptos en un mes, ¡qué valiente! Me alegro que consiguieras tan buenas notas y de que ahora estés feliz. Eso es lo más importante.
    ¡Gracias por compartirnos esta motivadora historia!
    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  20. Hola Naya.
    Que bueno no hayas dejado le luchar por tus sueños, es una gran historia y sin dudas le dará ánimos a alguien que esté en tu misma situación

    ResponderEliminar
  21. Hola, nada mejor que estudiar lo que realmente nos apasiona, yo estudie algo que aunque no me disgusta no es mi verdadera pasión pero ya me estoy encaminando para hacer lo que realmente amo hacer, es difícil al principio pero sin dudas es algo de lo que siempre estaremos orgullosos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra mucho que vayas por ese camino por fin!
      Un abrazo ^^

      Eliminar
  22. Hola!
    Creo que todos los que hemos pasado por la universidad tenemos historias que contar. En mi caso, tuve mucha suerte, porque pude entrar en mi primera opción fácilmente, pero es cierto que mucha gente termina en carreras por el mismo motivo que tú, porque es algo parecido a lo que querían o cosas así, y que después descubren que no era lo suyo.
    Me alegro que hayas encontrado la carrera que te guste. Personalmente, en la carrera la mayoría de cosas que me enseñaban no me gustaban, me gustaba la finalidad (soy profesora) pero no las asignaturas que muchas veces no tenian nada que ver con ello.

    Ánimo con la carrera que ya te falta poco!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tus palabras!
      Y seguro que eres una profesora increíble ^^
      un beso

      Eliminar
  23. ¡Hola!
    A sus pies, señorita Nayade. Yo estoy casi segura de que no habría sido capaz de hacer lo que tú hiciste, tengo bastante poca fuerza de voluntad -entre comillas, porque yo también he pasado lo mío y este año he tenido un par de huevos con la universidad y he hecho lo que tenía que hacer- y de verdad creo que fuiste increíblemente valiente tanto por intentar seguir en la primera carrera, como por decidir cambiarte, como por ponerte a sacarte la selectividad otra vez. Te aplaudo desde aquí.
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias cariño!
      Es un honor y un placer leer tus palabras ^^

      Eliminar
  24. Hola!
    Gracias por compartir un poquito de ti eres una mujer increíble...da gusto leerte.
    Un abrazo.
    Elena.

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola!

    Me ha encantado que nos cuentes tu experiencia, yo tengo miedo ya que el año que viene me toca hacer 2º de Bachillerato lo que implica que en Junio tendré que realizar la EVAU esa. Mi carrera no pide mucho pero bueno, el miedo es el mismo.

    Nos leemos.
    ¡Besos!😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu miedo
      Mucha suerte y a por todas!

      Eliminar
  26. ¡Hola!
    Que entrada más chula, me encanta que nos hayas contado tu experencia jeje, al principio da miedo pero después solo hay que adaptarse y acostumbrarse :).
    ¡Un abrazo! <3.

    ResponderEliminar
  27. ¡Que valiente fuiste! Olé por ti.
    Yo la verdad es que no me cambié de carrera, pero si es cierto que la escogí pensando en el futuro y en hacer algo más, y ahora tantos años después, no he hecho lo que me propuse. Y ni siquiera he trabajado nunca de lo estudiado, pero bueno, me ha pillado una época en que las cosas no son nada fáciles. Hice Pedagogia, por cierto, pensando en un futuro hacer Psicologia (porque en su momento no me llegó la nota).
    La cuestión es que siempre había querido tirar por ciencias, hacer Veterinaria y Biología, y en mi época de bachillerato me di cuenta de que no era lo mio. De hecho repetí dos veces segundo de bachillerato. ¿Pero sabes qué? Que me propuse no cambiar, y terminar el instituto por lo que había escogido y lo conseguí, aunque me costara. Y eso me hizo muy feliz.
    Y luego tiré por una carrera que no tenía nada que ver con las ciencias, pero en el fondo me alegro de que la nota no me llegara para las otras, porqué se que no me habría ido bien.
    Por cierto, yo hice dos veces la selectividad, para probar a subir nota, pero empecé la universidad con los demás.
    ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  28. ¡Hola preciosa!

    Como te dije cuando me lo contaste, creo que diste un paso muy valiente y me alegro de que te saliese tan bien. La verdad es que yo también me plantee si lo que estudiaba era correcto - yo quería literatura pero ese año no la había- y aunque al final acabó gustandome mucho la carrera, no descarto estudiar lo que me ha apasionado siempre. Creo que nunca es tarde :)

    Un besazo y gracias por compartir tu experiencia

    ResponderEliminar
  29. Naya qué padre que hayas hecho todo y más por perseguir tus sueños. Es horrible cuando de pronto sentimos que todas las puertas se cierran y no sabes ni para dónde mirar o si nosotros estaremos mal o tomando una mala decisión... pero siempre seguir nuestra intuición y nuestros instintos nos lleva adelante.
    Te mando un gran abrazo,
    Montse :D
    http://losmillibros.blogspot.mx
    http://365diasconmon.blogspot.com

    ResponderEliminar